viernes, 4 de enero de 2008

Yo me hago la dura y sonrío con picardía, pero cuando mi ex me habla de su amiga, aún se me juntan las paredes.
Lo peor de un "ex" es que es un cargo vitalicio.



2 comentarios:

david dijo...

Ah, el reino de lo Ex, el dolor. Yo lo que peor llevo es ver a la Ex junto al nuevo amigo. Eso de estar ahí, con tanta ropa, al lado de alguien con quien has estado allá y allá y allá con tan poca ropa, pensando que ese cuerpo se desnuda ahora con ese otro se me hace rarísimo.

Se supone que es taaan bonito eso de mantener el contacto y una bella amistad en honor de lo compartido y lo vivido... y no sé, a mí se me atasca bastante menos la cordura cuando pierdo todo contacto. Que se desnude con quien le de la gana, que haga trinos felices sobre quien sea, pero si yo me lo pierdo, pues mira, yo ignorante y feliz.

Y si no puede ser, pues ya sabes, espía, échale un vistazo y búscale doce mil fallos, que los tendrá, como todos menos nosotros que para algo somos nosotros.

sti dijo...

Mi ex es, además de mi ex, mi mejor amigo. Supongo que se espera de mí que aplique la máxima de Objetivo Birmania "los amigos de mis amigos son mis amigos, (uh vaya lío)".