miércoles, 23 de enero de 2008


Hace tiempo, serpenteando por los blogs del mundo, fui a dar con uno, muy pequeñito, que me tocó. Mucho. Una mujer viuda de 60 años que grita en el desierto porque se siente sola. Casi nunca escribe. A veces, me pregunto si ya ha dejado de escribir definitivamente, o si algún día lo retomará. Supongo que se habrá cansado de gritar al aire. Yo, por si acaso, me paso de vez en cuando, que a lealtad (bien o mal entendida) no me gana ni Lassie.

1 comentario:

ace76 dijo...

Qué blog tan triste...