viernes, 7 de diciembre de 2007



Me gusta U2. Siempre he pensado que son maestros creando atmósferas, dosificando la emoción, a fuego lento, para que cuando explote el estribillo - que siempre parece que no llega y no llega, pero llega- tú no tengas más remedio que caer rendida. Su música es la experiencia más cercana al buen sexo que se me ocurre ahora mismo.
Por lo demás, todo bien. Gracias.

2 comentarios:

Joserra dijo...

A mí ese tipo de canciones como Beautiful Day me encantan para hacer montajes de vídeo

ace76 dijo...

Nunca habría relacionado las canciones de U2 (salvo un par, quizás) con el sexo... Hmmm, tendré que reescucharlas, jajaja