martes, 25 de marzo de 2008

superPODERes

De pequeña estaba convencida de que, si me concentraba lo suficiente, tendría superpoderes. Lo intenté concienzudamente, pero nunca resultó. No lo podía entender. Ahora, con la madurez, por fin he entendido lo que pasa: no sé concentrarme.
Me angustia privar al mundo de mis superpoderes por una lacra tan tonta, con la falta que le hacen.


6 comentarios:

david dijo...

¿No has visto Mistery Men? Hay superpoderes rarísimos ahí fuera, como los de esgrimir cubertería con precisión o, en fin, el que tenía aquel personaje épico que se llamaba Flato...

Tu superpoder, obviamente, es el de no poder concentrarte. Búscale un uso, y aplícate a salvar al mundo mediante el mismo.

Hasta podemos montar un grupo de zuperéroez. El mío es el de tocar las narices. Desconcentradawoman, Tocanapias... en cuanto se apunten un par de seres más, capaces de hacer cosas como perder todos los transportes públicos o no poder contener los bostezos, que tiemblen los X-Men. Al paro que van.

Anónimo dijo...

Las niñas, para tener superpoderes, tienen que concentrarse de tres en tres. ¿O es que no has visto las supernenas?

Pete dijo...

Yo también tengo un super poder, puedo quietarme el hipo con el poder de la mente. Eso si q es un supermegapoder! además con el sonido de mi megacartera de velcro las chicas monas se ponen super tontas... imagínatelo Sti: "Scriiichs, Scriiiiiiiiiiichssss!"... excitante verdad?

*V* dijo...

Yo quiero tener el superpoder de teletransportarme y abandonar los medios de transporte públicos, definitivamente!

gab dijo...

Totalmente conforme con "V", el teletransporte es el poder más útil.Yo creo que sin duda la capacidad de desconcentrarse es igual de genial que la de concentrarse o más...si hasta se debe dormir mejor...

bs!

Chemari-Wan dijo...

yo hacía lo mismo y conseguía unas migranas muy potentes, como poder es una mierda (porque yo quería volar como superman o moverme rápido como flash), pero para un superpoder que consigo desarrollar, no voy a quejarme...