jueves, 13 de marzo de 2008

La Cabeza de Coque






Los Ronaldos se separan. Ayer, su último concierto en Madrid. Y yo estuve allí. Yo y el hombre más alto del mundo.

Sí. Ayer conocí al hombre más alto del mundo. No hablé demasiado con él. Nada. En realidad, no hablé nada con él. Pero conozco su anatomía al detalle. Vino a ponerse JUSTO delante de nosotras en el concierto de Los Ronaldos, así que tuve la oportunidad de estudiar cada milímetro de su fornida espalda. Para colmo, por si nuestra visibilidad no era ya suficientemente limitada, el HombreAlto hizo un alarde de memoria estética y decidió ponerse hombreras. Amén.

El cuerpo de Coque Malla es un regalo para los ojos. Una lagartija enrabietada: esos espasmos, esos contorneos, las caderas. No sé, no puedo, yo, yo no... no soy capaz de poner por escrito todo lo que ese cuerpecito me sugiere cuando se sube a un escenario. Y yo me lo perdí. Sí. Se puede decir, literalmente, que ayer no fui al concierto de Los Ronaldos: fui al concierto de La Cabeza De Coque, asomándose por encima de la hombrera izquierda del Hombre Más Alto Del Mundo.

2 comentarios:

ace76 dijo...

Pues es hombre debe de ir a los conciertos de todo el mundo, porque yo siempre lo tengo delante cuando voy a uno, jajaja.

Romi dijo...

tenia hombreras??? Un hombre usa eso?? madre de dios... Insisto, te pasan cosas muy raras...