domingo, 23 de marzo de 2008

Patada


Decía un amigo el otro día: "¿Que no te enrollas con desconocidos? Menuda tontería. Después del polvo haces LoDeLaPatada y punto". Yo, ingenua: "¿LoDeLaPatada?". Él: "Sí, hombre, sí: le das una patada para sacarla de la cama, y sigues durmiendo". Acabáramos.
Es que nosotras hacemos LoDeLaPatada antes del polvo, ¿sabe usted?, lo hacemos directamente en la barra del bar. Para ahorrar tiempo.
Llámenos intrigantes, querido ser humano del sexo apuesto, pero nosotras somos más de meternos en la cama con personas a las que sepamos que después no querremos patear, y que calculamos que no nos patearán. Tenemos otras manías postcoitales, ¿saben?, manías raras: somos más de echar un cigarro, una risas, una siesta... no de echar un fardo humano a los pies de nuestra cama.
Acabáramos.

6 comentarios:

miguel dijo...

¿Lo del "sexo apuesto" es una errata o es intencionado? :)

Realmente yo también prefiero acostarme con alguien a quien no tenga que patear después.

Anónimo dijo...

El problema es llamarle "patada", que suena violento y desagradable. Pero es comprensible querer tener sólo sexo. Al menos es comprensible para muchos hombres... las mujeres, normalmente, sois más lentas y vais valorando al hombre en la barra del bar... yo eso es algo que entiendo pero que no me gusta, porque yo, que no soy guapo ni atlético, tengo que ganarme a las mujeres hablando y, entonces, pasa tanto tiempo que para cuando la chica está ya a punto, a mí se me han bajado las ganas. El "aki te pillo, aki te mato" es algo que me encantaría que me sucediera alguna vez y, sí, que después la chica se vaya por su lado y yo con mi mujer...

RALZ dijo...

Esti, por favor! cuentanos que te pareció Paris, lo he visto y no reacciono aún.

david dijo...

Dum di dum di dum di dum... ¡me has hecho pensar en Chuk Norris!, ji ji.

Nadie da la Patada como el viejo Chuk, que en paz descanse (no porque esté muerto, cosa imposible, sino porque, bueno, es Chuk). Cuánto nos queda aún por aprender de ese inmenso icono yanquifastista.

annie leibowitz dijo...

ole y ole. bien dicho.
ahora entiendo para q sirve un blog y cómo se hace.
qué bien
qué brillantez tan comprimida.
siga usted

Anónimo dijo...

Bueno, yo soy hombre, pero desde luego a alguien que vaya en ese plan tienes derecho a darle unas cuantas patadas postcoitales según se levanta, a ver si se va bien calentito y deja de tirar por el suelo nuestra reputación. Que penita tener que acarrear luego la fama de esos tipejos.