sábado, 22 de marzo de 2008



Ahora, gracias a las tecnologías, hay espuma de sepia y helado de cocido madrileño. Hay bacalao al pil-pil bebible, melón en spray y cava masticable.
Yo me pregunto: ¿Por qué el protector gástrico sigue pareciendo semen?

Adriá, échales una manita a los de Almax.

6 comentarios:

RAÚL dijo...

ale, muy bien... ya no voy a tomar protector gástrico en la puñetera vida!! (adios hígado) :P

RAÚL dijo...

¿o lo que proteje eso son los gastros? anyway. me encanta corazón colilla. así me siento muchas veces yo también.

RAÚL dijo...

dios!! proteGe... (ves? todo por dejar de tomar la medicación)

Pete dijo...

Mmm, la última palabra ha cambiado en algo no? aish... esta conciencia...
así queda mas finolis, mejor para una chica mona

sti dijo...

Sí. Cuando lo he leído me ha sobrevenido una duda: ¿dónde tenía yo aparcado el camión?

ace76 dijo...

Es que estudios de una prestigiosa universidad kosovar indican que "si no sabe asqueoroso, no es medicinal".