martes, 3 de junio de 2008

FORmateo


Qué cosa rara es la memoria, oiga.
Dicen que el cerebro discrimina, que se olvida de las cosas que no va a necesitar y hace hueco para las cosas que sí le harán falta. Mentira. Y mentira de las gordas.
Mi memoria es de lo más caprichoso. Puede retener los ingredientes de los gusanitos, y ser incapaz de retener la cita con el ginecólogo. Me olvido del nombre de mis compañeros de trabajo, pero no me olvido de los diálogos de Dirty Dancing ("Me da miedo lo que vi, me da miedo lo que soy, pero sobre todo, tengo miedo de salir de esta habitación y no volver a sentir lo que siento estando contigo"), que ya me dirá usted para qué coño me sirven.
Hoy me he cabreado seriamente con mi memoria. Como me ha entrado un ataque de morriña, me he puesto a buscar la banda sonora de mi adolescencia: Urtz, Sorotan Bele, Hertzainak, etc. Pues bien, casi me caigo del sofá cuando me he descubierto cantando hasta la última coma de canciones que hacía más de diez años que no escuchaba. Sí. Estoy muy enfadada: nunca consigo acordarme del título del libro que estoy leyendo, y resulta que puedo recitar kilos de canciones del siglo pasado.
Quiero formatear el disco duro, oiga, ¿a qué boton hay que darle?






5 comentarios:

ace76 dijo...

Lau teilatu! Que recuerdos... Te ha faltado el "Nirekin" de Gozategi. :-)

Y yo también me sorpendo al descubri que me acuerdo perfectamente de las canciones que escuchaba con 15 años mientras que ahora no retengo ni el título.

*V* dijo...

Te entiendo, te entiendo... yo soy incapaz de mantener una conversación friki intelectual de calidad (con sus citas, sus fechas, sus autores...) por tener una memoria de lo más extraño (con lo que a mi me gustaría poder fardar de datos trascendentales de vez en cuando!)...Ni siquiera recuerdo donde coño he guardado la ropa de verano!...
A mi no me persigue Dirty Dancing...me persigue "Iñigo Montoya, tu mataste a mi padre, preparaté a morir"... en qué momento se me ocurriría ver "La princesa prometida"!

Amaury Grapes dijo...

Parece ser que eso es bastante común, a mi me pasa lo mismo. Ayyyyy si yo pudiera olvidar lo que quisiera, que feliz seríaaaaa!!!!

Por cierto, recordarás las canciones de hace 10 años, pero a mi me tienes abandonaíto, lo sepas!!!

Un besote

una fan dijo...

¿Por qué a todas nos traumatizó esa frase de Baby en Dirty Dancing? Es un fenómeno a estudiar, por qué si tenías 15 años en 1991 se te tatuaba en el cerebro hasta el final de tus días.

Lo bueno de aprenderte canciones cuando las neuronas eran jóvenes es que algunas eran en inglés. Yo todo el inglés que sé, si es que sé alguno, es gracias al true blue de madonna. Y a un grupo infumable de gemelos que se llamaban Bros.

Lluís Colt dijo...

Mujer, un "Zu atrapatu arte" tampoco te hubiese venido mal..., pero bueno "Aitormena" con cuarteto de violín es la supercanción, sí.
Me ha gustado mucho el blog; te voy a incluir en mi recién creada Liga de los Productores Banales