domingo, 1 de junio de 2008

CosasQueNo

Hay cosas que no. Definitivamente, y lo mires como lo mires, no.

Hoy, en CosasQueNo, hablaremos de esos especímenes del sexo masculino que confunden las normas básicas de la seducción.

Son muchos -de una forma preocupante son cada vez más- los especímenes del sexo masculino que, cuando van por la calle y descubren a una chica que les gusta caminando cerca de ellos, emiten
un sonido parecido a un psssssh-pssssssh susurrado (lo de "susurrado" es importante, porque lo hace nauseabundo hasta la arcada). La chica, que oye algo pero no sabe qué es ni de dónde viene, mira a su alrededor un poco confusa, hasta que se topa con la cara del especímen del sexo masculino, que suele ser siempre un circo temático de gestos obscenos y palabras aspiradas.

Yo me pregunto: ¿qué esperan conseguir estos seres humanos?
¿Piensan que la chica sacará un papel y les apuntará su número de teléfono? ¿Piensan que la chica se frotará la lengua contra el labio superior y se pellizcará los pezones? ¿En qué coño piensan estos imbéciles cuando hacen eso?

13 comentarios:

Una Fan dijo...

¿Son cada vez más? A lo mejor es que tú cada vez estás más buena.

Pero vamos, sí. Que han estado ahí toda la vida y seguirán cuando ya no se dirijan a nosotras sino a las siguientes. Yo también me pregunto cómo puede perdurar una estrategia que JAMÁS obtiene resultado.

sti dijo...

¿Sabes por qué cada vez son más? Porque se ve que es una costumbre muy arraigada en ciertas culturas transoceánicas, y ahora está cada vez más presente en nuestras ciudades por aquello que llaman "oleadas de inmigración".

PabloA (sudaca) dijo...

AH Bueno!!! Ahora la culpa de este estilo patético de "seducción" la tenemos los inmigrantes.
Yo jamás haría pssssh-psssshhh a lo sumo me tocaría los pezones yo para ver como reacciona la fémina a seducir. Eso está bien??

sti dijo...

No la tenéis sólo los inmigrantes, no sea usted presumido, amigo PabloA. Aquí tenemos nuestra propia especie autóctona de neandertales. Pero convendrá conmigo en que el mundo del piropo conoce sus vertientes más extremas en su continente. Nunca escuché piropos menos prácticos y apropiados como los que me regalaron en BsAs. "Me gustaría ser baldosa para verte la cosa rosa" o "Te chupo toda".

Una fan dijo...

Ostras, lo de la baldosa me ha matado. Pensé que lo peor que se podía escuchar me lo dijo hace poco uno desde un coche, que ralentizó al volante para mantenerse a mi ritmo al andar por la acera: "pero qué culito, se me está poniendo el capullo como un fresón de huelva". Y ese era, como mucho, de huelva. Ni de Alburquerque ni del mar del plata, no.

Rafa dijo...

Yo sé de una que se quejaba de las burradas que le decían pero que pasaba una y otra vez por delante de la misma obra para luego poder contar qué le habían dicho cada día, jeje.

Y estoy bastante de acuerdo con el primer comentario.

MAR dijo...

Sti, conozto tu blog por un post que ha escrito un amigo sobre él y yo ahora lo tengo como link en el mio (espero que no te moleste)... Vivo en Londres pero he estado 10 años en Madrid y lo echo de menos, tus posts me acercan un poco a esa ciudad de locos, inmigrantes, garitos, cañas y amigos que tanto añoro.
Mil gracias.

MAR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MAR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Romi dijo...

Yo respondo a todas esas cuestiones con cara de asco, lo cual estoy segura que un dia me va a jugar en contra y alguien me va a terminar diciendo cualquier barbaridad por responder así al piropo.
De cualquier forma lo que más me molesta es que seguramente el mismo que me dice a mi algo ese mismo dia le dijo algo parecido otras tantas.
(Sí, soy de las que quieren sentirse especiales, y los piropos callejeros me hacen sentir cualquier cosa menos eso)

sti dijo...

No sólo no me molesta, sino que me hace ilusión que te sirva. UN saludo, Mar.

mce79 dijo...

Supongo que si existen es porque de 100 chicas a las que le hacen psss pssss una les hará caso, y les merecerá la pena.
Es como esos tios que salen a ligar y entran a las chicas con un directo "Oye, a ti te gusta follar?"... tarde o temprano alguna les dice que sí.

*V* dijo...

Es como lo el tipo aquel que a clases de seducción en Internet...o demasiados tios que tienen problema para entender la realidad o empieza a haber demasiados problemas de riego cerebral en un sector masculino... a saber.