jueves, 26 de junio de 2008

LosPormenoresDeLaCrisis


Ya es oficial: hay Crisis.

Hoy he ido al Starbucks, a pesar de que es un lugar que no comprendo, a por mi CafeConLecheDeSojaYhielosPorFavor de los miércoles 25. Esta vez, gracias, no me han preguntado el nombre: me han permitido mantener el anonimato. Después de cobrarme, la señorita camarera ha estirado el dedo, señalando al fondo de la barra, y me ha dicho, sin mirarme: "te lo dan ahí". Ok, perfecto. P'allá que voy.

Apoyada en la esquina de la barra, una clienta. Una chica normal y corriente. Ni alta ni baja, ni fea ni guapa, ni gorda ni flaca, sino todo lo contrario. Una chica del montón, pero de la parte de arriba del montón. Aparte de ella, nadie más en la barra. Me he colocado a su lado, como una niña obediente, a esperar mi café, mientras aprovechaba para enviar un par de sms que tenía pendientes. Ahí estaba yo, con un ojo en el móvil, y el otro en la barra, cuando uno de los camareros ha colocado un CaféConLecheConHielos encima de la barra. "¿Será el mío?", he pensado en una milésima de segundo. Pero inmediatamente, la ChicaDeLaParteDeArribaDelMontón lo ha cogido y se ha marchado con prisa. "Ah, no, no es el mío", he pensado y he vuelto a mi móvil.

Un ratito después, viendo que no había ningún cliente más en la barra, y que los camareros estaban de palique, he preguntado por mi
CafeConLecheDeSojaYhielosPorFavor. "Ya te lo he puesto", me dice uno de los camareros. "Nono", respondo, "el que habéis puesto era de una chica". Los 4 camareros se giran, como coreografíados, hacia mí. "No, ése era el tuyo", me responde otro camarero. "Pero, ¿esa chica no estaba esperando un café?", pregunto flipando en colores. "Nono, esa chica no había pedido nada".

Conclusión: la ChicaDeLaParteDeArribaDelMontón me ha robado el café. Alucina, vecina. La muchacha estaba esperando en la esquina de la barra a que saliera un café, cualquier café, para llevárselo a la velocidad del rayo. ¡¡Un puto café!!

Si ésta no es la prueba empírica de que la crisis nos está comiendo a todos a bocaditos de camarón, yo ya no sé cuál puede ser.

8 comentarios:

MAR dijo...

Si te hubieran preguntado el nombre no te habría robado el café.....

ace76 dijo...

La gente es taaaan cutre, jajaja... Supongo que no te cobrarían por hacerte otro café.

Diego dijo...

Qué fueeeertee jajajajja Al final es mejor el coñazo del nombre...

una fan dijo...

Y no te han entrado ganas locas de saber más sobre esa chica? Me parece fascinante para un corto o un relato. Cuántos interrogantes. Pocas cosas son tan personales como las preferencias con el café, solo o no, leche fría o no, azúcar o no, soja o no... que le diera igual tu elección lo convierte en desesperado e inexplicable. Qué cosas. Parece como de Carver.

PabloA dijo...

Seguramente la ChicaDeLaParteDeArribaDelMontón era Argentina, perdón porteña...
Y como argentino y porteño puedo decir esto sin miedo a quedar como un nazi.
Últimamente estoy enojado con mis compatriotas. Lo digo desde Argentina, donde en los últimos 7 días intentaron cobrarme dos prendas de más en Levi´s ("disculpame papá, se me pasó"), donde se quedaron con $ 5 de vuelto luego de comprar una revista y el diario, y donde en este momento me encuentro secuestrado ya que a los pilotos de Aerolíneas Argentinas se les antojó una huelga sorpresa cagándose en 347 pasajeros. Por supuesto acá no hay compensación económica por los "dolores" ocasionados.
Ay!!! No veo la hora de volver a Madrid para robarme algún café ahora que me enseñaste el truco... Saludos desde ACA-AQUI...

Rafa dijo...

Sobrado. Y, efectivamente, la historia es muy guapa.

Joserra dijo...

Hombre, lo del nombre... si das el nombre seguro que lo roban igual.
España se está cutrizando a pasos agigantados. En cinco días que he estado en Alemania creo que habré visto dos guardias jurados

Anita dijo...

Hay gente para todo, conozco de una que le robaron el carrito de la compra lleno de comida.... se lo llevaron en un descuido.