miércoles, 13 de febrero de 2008


Escuchen esto. Ah, ¿que no oyen nada?
Ahora, bájense los pantalones y pónganse de espaldas a un espejo. ¿Su culo empieza ya a ceder a la gravedad?


Es oficial: tienen ustedes más de 25 años.

Enhorabuena. Forman parte del grupo de afortunados que aún puede hincharse a copas en la puerta de los bares, sin que el pitido mosquito les amargue la noche. La contrapartida: ya no podrán mentir con la edad para ligar.

3 comentarios:

Diego dijo...

Hmmmm yo no oigo ningún pitido. Se oye como un zumbido de fondo, y en una parte unas risitas de niña. jajaja Aunque al principio se me ha molestado un poco el oído... :S

Se lo he puesto a mi hermana (17), y tampoco notaba nada molesto... Tendré que experimentar con mis primos! jajaja

sti dijo...

vaya por Dios, Diego. Siento decirte que tu hermana te ha mentido con la edad.

Joserra dijo...

Sí, se oye un sonidillo agudo intermitente como de campanilla, de esos que "retumban" en el paladar.
Pero subiendo el volumen, si no nada, jajaja...