miércoles, 6 de febrero de 2008

El Decálogo de LasCosasAburridas


  1. Que te cuenten un sueño. Imposible empatizar con lo que han soñado los demás, aunque se dejen la piel en describírtelo. Una se limita a decir "¡QuéFuerte!" con todo el énfasis del que es capaz, y a correr.
  2. Las canciones "salvemos el planeta". Siempre caen en lugares comunes, y son una horterada. Todas las que concozco, sin excepción.
  3. Las polémicas estériles de sobremesa. Si hay que entrar en polémica, hagámoslo sólo acerca de asuntos sobre los que tengamos capacidad de acción/decisión. Polemizar con mi prima peluquera sobre el IBI no tiene ni pies ni cabeza.
  4. Que te cuenten una receta de cocina. Retener los ingredientes y los pasos que hay que seguir requiere un esfuerzo desproporcionado al placer de comerse el plato, por muy rico que esté. Que te mande un mail con la receta.
  5. El exceso de información cuando preguntas por una calle a un transeúnte. Sólo necesitas escuchar cómo se llega, sólo de una persona, y sólo necesitas escucharlo una vez. (Esta tendencia de la gente a hacer corrillos de ayuda al extraviado es un fenómeno que habría que estudiar seriamente).
  6. Las sesiones de sexo muy largas. Acaba una por repasar la tabla periódica para entretenerse. Mantener la concentración tanto tiempo en lo que sea es pedirse demasiado.
  7. El juego del "Yo peor". Cuando, en una reunión de gente, se ponen a discutir sobre a quién le van peor las cosas, dan ganas de salir corriendo hasta el infinito y más allá. Todas las frases empiezan siempre con "lo mío es peor porque...".
  8. Hacer decálogos.

9 comentarios:

david dijo...

¡Oh cielo santo! Discrepo, ¡discrepo!, por primera vez y con saña. Acabas de des-convertirte en mi profetisa, ala.

A mí últimamente me cuentan una cantidad considerable de sueños, y son la leche.

Como en todo contar, quién lo cuenta y cómo lo cuenta, esto, cuentan bastante, valga la, uh, reiteración de contares.

Dada esta discrepancia, me temo que hay que enzarzarse en una polémica esteril de sobremesa. Qué mal.

mce79 dijo...

Muy de acuerdo con la 5!!!

Y la 8, muy divertida :D

ace76 dijo...

¿Y dónde se han ido la 9 y la 10? Esto no es un decálogo!!! Exijo la devolución de mi entrada.

El juego del "yo peor" suele ser muy divertido para el que lo ve desde fuera. A mí me suelen dar risa (a no ser que se cuenten cosas malas de verdad, claro)

sti dijo...

Me dijo alguien una vez que al "Yo peor" no se puede jugar con un argentino, porque siempre ganan. Me hizo mucha gracia.
Te haré un cheque para la devolución del dinero, ACE: aquí engañamos menos.
David, ¿de verdad te interesan los sueños ajenos? A mí me aburren hasta los míos: ponerme en mi propio pellejo es agotador.

Anónimo dijo...

ace, no has pillado lo de la 8? Hacer decálogos es aburrido... así que no quedan ganas para hacer la 9 ni la 10!

*V* dijo...

Totalmente de acuerdo con la 1, es infumable y te hace desconectar, si.
Pero eso de agobiar a las transeuntes... vale que él se aburre ¿pero y lo divertido que es para ti marear al personal!? jajajaja
Muy bueno.

Anónimo dijo...

Un argentino lamentándose es lo peor. Dice:

Ay que sed tengo, qué sed tengo...

Le das un vaso de agua y aún así sigue lamentándose

Ay, qué sed tenía, qué sed tenía...

Romi dijo...

Podría reivindicar a todos mis compatriotas, pero no, yo soy argentina y mi especialidad es quejarme, no intenté jugar al "yo peor" pero supongo que me iría bien..
Que se tercermundista tiene que servir para algo...

sti dijo...

Al anónimo de las 18:19
Qué curioso. Yo había oído eso mismo sobre los vascos. Qué cosas...