martes, 27 de noviembre de 2007

¿SOY LO QUE HAGO?


Qué mal llevo a las personas-curriculum.
Ustedes deben de conocer a alguna, me apuesto los dos tacones. Son esas personas que, antes de decirte su nombre, te cuentan TODO lo que han hecho. No te dejan intervenir si no es para decir EresMaravilloso. La longitud de su discurso es directamente proporcional a la longitud de su inseguridad, como pueden imaginar.
Hace poco, en un bar raro que abre hasta (obscenamente) tarde y sólo pincha jazz, conocí a un hombre-curriculum. Lo cuento porque este hombre, en concreto, era el máximo exponente de su especie. Venía con un amigo nuestro, pero tampoco era amigo suyo: sólo era una especie de apéndice inoperable. Su primera frase fue, literalmente:

"Tú no me conocerás, pero yo en Venezuela trabajo muchísimo, soy muy conocido".

Y yo, rápidamente, miré a un lado y al otro, buscando salida, porque supe que acababa de empezar un largo monólogo. No hubo suerte. Me lo tuve que comer con patatas. El monólogo.
Cuando hubo terminado de contarme toda la gente a la que conocía, todas las series que había hecho, después de hacerme una breve demostración de su "don natural para cantar"
(SIC), y no sé qué más disparates... yo ya estaba en estado vegetal. Entre la música del bar, que no ayudaba a mantener los ojos abiertos; el sofá en el que estaba repantingada, y el soberano coñazo de ser humano que tenía enfrente... yo sólo quería irme al baño, asesinar a mis amigas y después meter la cabeza en la cisterna hasta perder la conciencia.

Mi objetivo para el 2008 va a ser dejar de querer parecer educada. Sólo hay que levantarse, e irse. Levantarse, e irse. Levantarse, irse.

6 comentarios:

Joserra dijo...

¿Demostró como cantaba? joder, cómo el cantante de Gran Hermano al que hay que aguantar cantando "adios con el corazón" cada vez que se va un concursante. ¿Qué cantará cuando se vaya él?

sti dijo...

Cantará "... volver, con la frente marchita..."

dee dijo...

Pues fíjate, yo conozco un señor que hizo exactamente eso: levantarse e irse, y precisamente por haberlo hecho es más conocido en venezuela que tu hombre-currículum. "¿Por qué no te callas?"

mce79 dijo...

Es verdad, ahora si quieres que alguien te deje de dar la vara puedes soltar la frase de "Porque no te callas?", la conversación termina, y quedas hasta gracioso. Para que luego digan que el rey no sirve para nada...

Y si no, hay otras dos frases que sirven para esto: "Lo siento, tengo que ir a devolver unos vídeos", o "Acabo de acordarme de que tengo novio/a"

aRa dijo...

Dios..que horror..cuando me pasa algo así suelo poner el piloto automático.pero hay que aprender a decir las cosas tal y como son: niñoo me aburres......

ace76 dijo...

Ay, que pereza de gente, que confunden la pregunta "¿Cómo estás?" con "¿En qué trabajas?".

Pereza y pena, ains... La gente NO ES su trabajo.