lunes, 1 de octubre de 2007


No me gusta repetirme, pero es que nunca vi personas más expuestas que estas pobres post-adolescentes. Hagan lo que hagan, el envoltorio está perfectamente diseñado para que resulten ridículas.

  • ¿Cuántos patrocinadores puede llegar a tener un programa de televisión antes de perder su nombre y pasar a llamarse "teletienda"? La muchachas de SuperModelo parecen un HombreAnuncioVendoOro.


  • ¿Por qué les obligan a bailar coreografías imposibles en la gala? Que la mayoría estaban contando los tiempos en voz alta, por amor de Dios. Que van para modelos, no para Beyoncés.

  • Les exigen que se comporten como profesionales y las tratan como a niñas. Así están, más perdidas que un hijo de puta el día del padre. Curiosamente, cuando las mandan a hacer trabajos de verdad fuera del programa, dejan de parecer idiotas integrales.

1 comentario:

El erótico enmascarado dijo...

Querida Sti,

no debes tomarte tan en serio el programa de Supermodelos: nadie en su sano juicio entiende que para ser modelo es necesario realizar todas las tonterías que les hacen hacer. Son simples monos de feria con tangas y medias (cosa que a un servidor le agrada bastante). El programa no deja de ser otra muestra de supuesta "telerealidad" en el que lo que más atrae es lo de siempre: sexo y violencia. Sexo por la parte implícita de ver a unas proto-adolescentes todo el dia en tangas, mini-shorts y sujetadores; sexo por la parte explícita (sobre todo potenciada en esta segunda edición)por la descarada y lasciva aportación homosexual (tipo gobernanta de prisión femenina) realizada por Cristina, la directora del centro que acoge a las niñas. Y finalmente violencia porqué lo que más atrae del programa no es si progresan en la pasarela o posando ante la cámara, sino las peleas y rencillas entre ellas.

Igual que el pasado año, cada lunes no me pierdo una gala y mis objetivos no dejan de ser los anteriormente comentados: a ver cual es la excusa que les dan para ponerse en semi-cueros o darse besos homoeróticos entre ellas (interpretando, se entiende) y comprobar cual es la nueva configuración de poder entre las nillas (cabecillas, gregarias, intentos de modificar el equilibrio de dicho poder, etc.)

En relación a lo de la excesiva publicidad en el programa, teniendo en cuenta que es un programa cuyo objetivo es que participen en el concurso de una marca (Elite Look Model), para mi es lo de menos: el único problema que le veo es que quitan tiempo para ver más carnaza de telerealidad