lunes, 17 de septiembre de 2007

MartaSanchez y Las Onanistas


El otro día, en uno de mis paseos consumistas de AVerQuéPillo, me metí en el siempre recurrente Versache&M. Que si no es un trapito, es otro, o si no una mascarilla facial de a un euro... el caso es que siempre sales de ahí con algo.

Cuestión, que mientras pasaba el rato moviendo las perchas de sitio, de repente descubrí a Marta Sánchez entre la gente. Cambia mucho vestida de diario la muchacha, y tardé en darme cuenta de que era ella. Acababa de pagar su compra y ya se disponía a salir de la tienda, pero se ve que se había olvidado algo en la caja, y la cajera la llamaba OyeOyeQueTeDejasEsto. Se había olvidado unas pestañas postizas (sí, también venden pestañas postizas en Versache&M, esta tienda no conoce límites). Así que volvió, las cogió, y se marchó.

En cuanto se alejó, empezó el despelleje. Se juntaron las 2 cajeras y otras 3 ó 4 dependientas y empezaron a ponerla a caldo. Que si qué cacho de trasero, que si parece un tamagochi, que fíjate tú, que usa pestañas postizas, qué fuerte. Y yo las miraba fijamente, esperando que alguna de ellas detectara que quería que me cobraran, pero estaban como hipnotizadas en su concurso de ingenio contra esa pobre Marta Sánchez. Que si el pelo lo lleva sucio, que sí, y cómo ha envejecido, nena, parece lino sin planchar.

Y yo sólo pensaba que, en cuanto acabaran su conversación, se iban a turnar para meterse en el almacén a masturbarse de una en una, o por parejas, de lo contentas que se las veía de tener por fin algo que contar en sus sobremesas con sus pandillas de Brónxtoles y Alcorqueen.

4 comentarios:

ace76 dijo...

Lo de Bronxtoles y Alcorqueen me parece buenísimo, jajajaja

Y seguro que todas las dependientas eran superguapas, supermonas y superartistas... :-D

Gab dijo...

A mí las cosas que más miedo me dan por orden de pánico son:
a)morir sola y que me encuentren varios días después devorada por mi gata Panchi.
b)Hacerme famosa a nivel de bronxtoles.
c)Morirme siendo famosa (inevitable si se cumple la b).me levantaría de la tumba a evitar la emisión de mi "hormigas blancas"

Besitos

Anónimo dijo...

Hay que tener valor para meterse con una estrella y sobre todo ARTISTA como Marta, vamos que más quisierais que estubiese como la describisteis. Marta es una preciosidad de mujer, yo la he visto sin maquillar y parece más cria, el maquilaje a veces tan sobrecargado la deja más mayor de lo que es, y lo del pelo no se lo creé nadie, precisamente ella es una obsesa de su melena. Lo único que es evidente esque es muy pequeña, pero vamos como otras tantas...
La envidia es muy mala y seguro que las que se pusieron a criticarla eran feas y gordas.

sti dijo...

Querido anónimo,
Te invito a que vuelvas a leer el post y compruebes que yo no me he metido con tu adorada Marta (a mí no me puede dar más igual esta señorita artista). Estaba cuestionando a las dependientas.
Un saludo.