sábado, 31 de enero de 2009

Yo Soy Mentira, ¿Y Usted?

Intenté hacerme la liberal y acepté cuando mi chico me propuso que tuviéramos una relación abierta. La puta realidad es que yo le esperaba en casa mientras él se follaba todo lo más grande.

Intenté hacerme la moderna y me metí en la cama con una mujer que me tiraba los trastos. La puta realidad es que le pedí que se fuera casi inmediatamente.

Intenté hacerme la buena y perdoné a mi amiga por haberme traicionado y haberme mentido durante meses. La puta realidad es que
después me enfadaba con ella en cuanto se tiraba un pedo, porque no había conseguido perdonarla antes.

Intenté hacerme la espontánea cuando me encontré en un bar con el tío que me gustaba. La puta realidad es que no me lo encontré, lo busqué, y que llevaba la conversación perfectamente guionada en la cabeza.

Intenté hacerme la deportista y me compré un equipo completo: zapatillas de las buenas para correr, chandal fashion, riñonera aerodinámica para el Ipod. La puta realidad es que tardé semanas en estrenarlo, y que además me destrocé la rodilla en el primer intento.

La puta realidad es que soy monógama, conservadora, rencorosa, cerebral y vaga. ¿Y usted?

13 comentarios:

jgts dijo...

¿Yo? 100% monógamo, conservador, rencoroso, cerebral y vago... Y fan, muy fan...

Zeberio Zato dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Zeberio Zato dijo...

Vaya putas conclusiones más rancias que sacamos si nos paramos a pensar. Y lo peor es que me siento identificado.

Parece más cómodo vivir en la mentira y creernos los abanderados del futuro, antes que reflexionar y ver que todo aquello que nos inculcaron desde pequeñitos, eso que creemos que es tan antiguo y chung, se nos ha quedado adentro para ponernos en contradicción.

Me ha gustado la entrada.

*V* dijo...

¿Yo¿ depende del día así que eso me convierte en voluble, claro...
Pero me gusta que los demas, cuando les toca comportarse conmigo, sean liberales, modernos, buenos y espontaneos (el deporte es algo que me cuesta encajar incluso para otros)....eso me convierte sin duda en un bicho voluble y egoista!
Hmm... me quedo con que la realidad es relativa que es la mentira que más me gusta contarme!

María dijo...

Qué cierto, y ¡qué asco! ¿Somos verdaderos solo en la intimidad?
Me pasó lo mismo con el deporte: me compré el kit de la piscina, sólo fui un día y descubrí al llegar a casa que ni siquiera había quitado las pegatinas de las gafas. Never more...

Juan Rodríguez Millán dijo...

Bueno, me gusta pensar que la puta realidad a veces no es tan puta y sí muy real. Y hay que vivirla lo mejor posible, con lo que eso me lleva a pensar que el gran paso lo das al darte cuenta de todo lo que eres y lo que no eres. A partir de ahora, a vivir la vida. Y quien quiera amargártela, que se baje en la próxima parada. Suerte, que ya sabes que hoy empieza el resto de tu vida.

Francisco corazón de marisco dijo...

Yo llevo un par de años buscando mujeres conservadoras, monógamas, explícitamente cerebrales -he comprobado que el maquillaje emotivo sólo conduce al dolor- y, si me apuras, católicas. Bueno, lo último no.

Pero la necesidad siempre me obliga a mentir. Y a bajar a la panadería y comprar unos croissant calientes que son sólo un reflejo del sentimiento de culpa, porque entonces reconozco que las cosas debían haber sido de otra manera.

Bonita entrada.

V dijo...

Creo que confundes monógama con normal y corriente, conservadora con heterosexual, rencorosa con racional, cerebral con auto-protectora, y vaga con... no, eso está bien ;)
Vamos, que es perfectamente normal que te joda que tu novio se tire a otra(s) porque está MAL, que no pasa nada por no ser lesbiana, que si tu amiga era un poco zorra pues no era culpa tuya y que si tejiste una red cual Aracne para que el churri potencial cayera en tus manos, no pasa nada: eso lo hacemos todos. Si no, nos habríamos extinguido hace siglos.
Lo de vaga sí que te doy la razón y me sumo. Soy tan vaga que hasta pensar en hacer deporte me da asma.

ace76 dijo...

Jajajaja, yo es que hay cosas como lo de ser moderno que ni siquiera las intente... Rencoroso creo que no soy, aunque bueno del todo tampoco.

ace76 dijo...

Jajajaja, yo es que hay cosas como lo de ser moderno que ni siquiera las intente... Rencoroso creo que no soy, aunque bueno del todo tampoco.

Simón de Belle dijo...

Ahora mismo casi todo es gratis, o cuesta poco. Así nos luce el pelo, que en cuanto algo cuesta más, nos enganchamos. El ser humano tiene un cerebro que nos miente constantemente.

Como decía el personaje de Elija Wood en los crimenes de Oxford: "Mejor equivocarse que no hacer nada".

Que vivan los errores!

Asterion dijo...

Yo creo que por encima de todo lo que dijiste, eres genial!
Envidia me das.

Anónimo dijo...

Ayyyy jejjejeje eres la mejor.ETXEBERRIA