lunes, 26 de enero de 2009

CartaBlanca

Sí, sí. Internet y las nuevas tecnologías nos han cambiado la vida. Uno ya no se puede imaginar cómo era la vida ANTES. Cómo se documentaban los médicos-abogados-periodistas, cómo ligaban los tímidos, cómo se comunicaban los amigos que vivían en polos opuestos del planeta, cómo se desahogaban los ciudadanos de a pie. Ahora todo es más fácil. Eso está muy bien, nuestra vida es infinitamente más cómoda y lúdica.

La otra cara de la moneda de esta revolución es que ahora todo requiere menos esfuerzo y, por lo tanto, todo tiene menos valor. Ya lo sé, no estoy descubriendo nada nuevo. Esto ya lo decía un anuncio de Movistar, en uno de sus spots pseudo-filosóficos: ahora es más fácil decir "lo siento". Es más fácil decirlo por SMS, pero a la cara sigue siendo igual de jodido, mire usted. Además, no se olviden que si es más fácil decir "lo siento", es porque también es más fácil decir "que te den por el culo".

No hace falta pasar muchas horas delante del ordenador para darse cuenta de que la red está llenita de gente que insulta de gratis. La impunidad de las nuevas tecnologías se multiplica por un millón si, además, tienes la ventaja del anonimato. Hoy, todo dios se esconde detrás de un nick y se mete en los foros a escupir el veneno que llevan en el cuerpo. No hace falta saber absolutamente nada acerca de absolutamente nada para opinar y arrasar con todo. No hace falta demostrar aptitudes, ni se exige un carné de socio. Sólo necesitas un ordenador y un dedo (ni siquiera necesitas tenerlos todos). Esto es la Sodoma y Gomorra de la descalificación gratuíta, de la calumnia y el insulto. Se crean foros exclusivamente para insultar. Yo me quedo de plástico.

Hoy en día, para mí ya sólo cuentan los que son capaces de repetirte en la cara lo que escribieron por SMS o por internet. De hecho, yo misma me he propuesto no escribir nada que no sea capaz de decir después. Francamente, me cago por la pata con el ser humano. Dale impunidad, y se convertirá en una vívora.


8 comentarios:

Tita dijo...

Y como bien dijiste tú hace días en mi blog, te copio y pego un "Amén". Sí, ya sé, no eres Federico García Lorca, pero hacía ya demasiados días que no leía una verdad tan verdadera.

besos!

Anónimo dijo...

de un amigo...
http://reciclator.blogspot.com/2008/12/ahora-facebook.html
Suerte de poder seguir disfrutando de blogs como el tuyo!
Marc

Vir dijo...

Amiga, a veces me asusto de nuestros paralelismos.
Estoy acojonada desde que hace una semana y por pura casualidad aterricé en el foro de Odio a Bardem de facebook: muy fuerte. Sigo traumatizada. No es santo de mi devoción, pero tampoco me haría de un grupo de odio en facebook. El caso es que resulta que dicho grupo es más bien una excusa para que ciertos individuos de derecha limpia y reciclada española se dediquen a despotricar sin medida ni tiento contra la izquierda, diciendo cosas como que Bardem debería irse a hacer de escudo humano a Israel, y movidas peores. Me sentí como si aterrizara de repente en una kdada skinhead... y lo que más rabia me dio fue la total impunidad, ya no por Bardem, sino por las expresiones de odio tan terribles que tuve que leer. La impunidad: lo peor de internet. Sin duda.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Toda la razón del mundo... Por eso yo desde el primer día pasé de buscar un nick y firmé todo lo que escribo en Internet con mi nombre. Para bien o para mal, es mi opinión, es mi sentimiento, es mi razonamiento. Me encanta debatir, me encanta hablar, y me encanta que me hablen.

ace76 dijo...

Pero es que, como dicen en Los Simpsons, criticar está mal... pero es tan divertido!

Y no hay que olvidar que el mundo está lleno de más personas malas y miserables de las que pensamos.

Jose dijo...

Hay critica y critica, e insulto e insulto. La critica documentada, y el insulto justificado (soy de los que piensan que hay justificación y categoría en el insulto) es legitima. el indocumentado no. Pero de todas formas... eso os pasa por ser excesivamente jóvenes, yo lo soy, pero he vivido la epoca de no tener internet y movil (tengo 36 años) y más en un pueblo, Y que como te documentabas? Bibliotecas, periodicos, preguntando... en verdad lo mismo que ahora excepto que ahora accedes facilmente... De todas formas mi pregunta es... si hay tanta facilidad de documentarse... ¿por qué continua habiendo tanta gente mal documentada? Y ya no hablo de gente "sin nivel cultural" (entrecomillado mil millones), sino de gente que se dice "periodista", "politicos", "eruditos"... etcétera.

Rafa dijo...

Buena práctica ésa. Yo también intento seguirla.

alberto jimenez dijo...

Si es verdad, la comunicación se ha vuelto algo muy banal.
Qué lásima, no?