martes, 6 de enero de 2009

CHIM-PÚN



Ale, ya se acabó la tontería.
Ahora, todos de vuelta a la puta vida.

2 comentarios:

Juan Rodríguez Millán dijo...

¿Y si hiciéramos la Navidad menos tonta (y menos larga) y la vida menos puta...? Creo que todos saldríamos ganando...

Daky dijo...

ya era hora....