miércoles, 21 de mayo de 2008


Las dependientas de la sección de películas de El Corte Inglés son la combinación perfecta entre una maruja de Parla y un cinéfilo de Malasaña. Me fascinan.

Ayer me acerqué para comprar una de las mejores pelis que he visto en los últimos tiempos. Se llama El Arco, y es de un director surcoreano que se llama Kim Ki-Duk. Convengamos que no es un nombre fácil de recordar, a mí se me olvida casi siempre, a pesar de que me encanta.
Pues bien, como no encontraba el dvd en cuestión, me acerqué a una de estas dependientas fascinantes, para que me echara una mano. "¿El Arco? Uy sí, sí, me suena...", me dice mientras se retoca el cardado para pensar mejor. "Es de Kim Ki-Duk, un director surcoreano", le explico, por si tienen las películas ordenadas por países. Se acerca con pasitos pequeños, pero sorprendentemente rápidos, hasta una estantería y empieza a mover los dvd's con una seguridad y una violencia que me dejan de piedra. Tal es su violencia, que dos o tres dvd's se caen al suelo. No se inmuta, y yo me agacho a recogerlos. Mientras, ella (se) repite el nombre del director: "kin-klidú, kin-klidú... ¿ése es el de Hierro 3, ¿verdad?". Se me abre la boca como a los tontos. "Sí, eso es, ése mismo". Ella sigue repitiéndo(se) el nombre y moviendo dvd's: "
kin-klidú, kin-klidú... ¡Charo!", le grita a otra compañera, "¿las de kin-klidú dónde estaban?". Charo se acerca, servicial. Lleva las uñas más largas que Florence Griffith Joyner. "Uy, no quedan yo creo, ¿eh? Te lo miraría en el ordenador, pero es que se nos ha ido", me dice. "¿Qué se ha ido?", pregunto. "El ordenador, que se nos ha ido". Entiendo que no es que el ordenador haya hecho la maleta y haya puesto pies en polvorosa, sino que se les ha caído el sistema (qué expresión más absurda, por cierto). "Bueno, no se preocupen", les digo, y me llevo Funny Games.


6 comentarios:

PabloA dijo...

Primero quiero comentarte que en una oportunidad tuve la oportunidad de enrollarme seriamente con una maruja de Parla, así que más respeto con esa especie porque son muy tiernas y molan.
Por ahora no me enrollé nunca con un cinéfilo de Malasaña, pero no lo descarto. Conoces algún@?
Con respecto a Kim Ki-Duk, le recomiendo un cambio de nombre artístico para que en el Corte Inglés lo tengan más fácil. Por ejemplo Rob Star o Arnold Schwarzenegger.
Ah, hace poco me regalaron Funny Games y fue un regalo muy bonito. Me emocionó hasta los huesos, pero más linda será cuando la vea con la chica más guapa del barrio.

Amaury Grapes dijo...

y seguro que las dependientas estarían acojonadas por si acaso las llevabas al "proteste ya", jajajajjaja.

Besote, wapa

Anónimo dijo...

Vaya!! Yo descubrí a "kin-klidú" gracias a Hierro 3, que me gustó mucho. Pero aún me ha gustado más la deliciosa descripción de la inquietante Charo. Es dificilísimo no sentir casi que la conoces. Artística amalgama de uñas, directores de cine, y estanterías sufriendo la embestida de la sorprendende dependienta.

Jose dijo...

Bueno, con los del FNAC a veces te tienes que pelear diciendoles que sí, que existe una pelicula titulada X. Y te quedas diciendote (Si no les suena, no la tienen, para qué estoy aquí discutiendo?).

Hierro 3, que prodigio.

Joserra dijo...

El corte inglés, dentro de lo caro que es, es como acojedor, no se... por lo menos las dependientas son más majas que en la mencionada Fnac

david dijo...

Yo es que como tengo fobias sociales a las que les tengo mucho cariño nunca hablo con dependientes ni guardias de tráfico. Sólo camareras, y ya.

Pero de nombres, ¡Clin Ísbud!