viernes, 16 de mayo de 2008

Poner Bote


Créanme si les digo que llevo más de una hora intentando solicitar el borrador de mi declaración de Hacienda, y aún no lo he conseguido. Quiero ser buena ciudadana, contribuir con el Estado del Bienestar. Quiero poner bote, vaya. No porque tenga un espíritu cívico superdesarrollado, sino porque no quiero que me persiga la Policía, básicamente. Ya veremos después cuántos misiles más compran Ellos con nuestro dinero, cuántas ceremonias lujosas celebran con nuestros cuartos, cuántos modelitos le compran a Leonor, cuántos pisos oficiales redecoran... mientras las colas de los centros de Sanidad Pública dan la vuelta a la manzana por falta de personal y presupuesto.

Pero yo quiero poner bote. He llamado a nosécuántos números de teléfono diferentes, he hablado con un montón de máquinas encantadoras. Y aquí sigo, con cara de estupor, móvil en mano, incapaz de conseguir que se me conceda mi derecho a cumplir con mi obligación.

5 comentarios:

RALZ dijo...

Hace dos años pedí mi borrador por primera vez a través de internet, y después de mucho esperar nunca me llegó, reclamé tarde y la señora funcionaria, tan amable ella, me recrimió a voces el haberme pasado el plazo, siemdo culpa de ellos, y me multarían si la presentaba, por tanto no lo hice(ya que no era necesario)
Así pues.. CUIDADO CON HACIENDA!! y atenta a los plazos.

ace76 dijo...

Siempre se puede ir al estanco, comprar los papeles y pasarse una tarde haciendo calculos... aunque en tu caso, sti, me parece que serían varias tardes...

jgts dijo...

A mi me lo mandaron sin pedirlo... ¡Y se lo podían haber quedao! Porque no me ha convencido nada de nada... Ays!

*V* dijo...

Yo también soy de las afortunadas a las que las llega el borrador a casa, y es que me parece infinitamente más apetecible arrancarme la piel a tiras que tener que depender de la señorita "ayuda telefónica de hacienda" ... pero ánimo, ánimo! :D

Peter Pan dijo...

Que mierda de hacienda, en mi pais no tenemos de eso, hace tiempo que estan pastando en el fondo con los caracoles