sábado, 30 de junio de 2007

EGO SUM


Miren. No. No les estoy diciendo que miren. Digo que esta chica se llama Miren. Un nombre muy habitual en Euskadi. Pero en Madrid nadie acierta a decirlo bien. La llaman de todo, menos Francisco.
A mí, que me llamo Estíbaliz, pues me llaman Elisabeth (NO, gracias), Edith, y con mucha frecuencia, Itziar. ¿Por qué? Ni idea. Les sonará a vasco, digo.
Pero yo no soy quién para quejarme, que a las Glorias las llamo Ángelas, a los Álvaros los llamo Fernandos, y a las Adelas, Jacintas.
El caso es que hay gente con un don para los nombres. J., por ejemplo, los retiene TODOS. Y los usa mucho, los mete en las frases Sí, Marta, es verdad. Él ni siquiera se había dado cuenta de que lo hacía hasta que yo se lo dije. Pero es curioso. He observado que a la gente le reconforta escuchar su nombre, sobre todo cuando lo dice alguien al que acaban de conocer.
Ya escribí algo sobre esto, que a mí me encanta el momento de escuchar mi nombre por primera vez de la boca de alguien. Nunca lo paso por alto. Y, observando a J. durante todos estos años, me he dado cuenta de que a casi todos les gusta también. J., aparte de su capacidad natural para ser el tío más encantador y sencillo a 300 km a la redonda, se mete a todo el mundo en el bolsillo repitiendo sus nombres.
Nos diferenciamos de los demás animales, entre otras cosas, por el ego.

5 comentarios:

Joserra dijo...

¿Quién es J.? ¿lo conozco? quiero conocerlo, jajaja...
A mí me encanta cuando la gente se aprende mi nombre, Jose Ramón parece fácil en un principio pero cuando mucha gente te empieza a llamar juanrra, te das cuenta de que no es tan sencillo

sti dijo...

Ya lo conoces, Joserra. Pero sigue buscando, que hay miles de premios.
Beso.

romi dijo...

No pido que constantemente mencionen mi nombre, pero decididamente que se lo acuerden y lo utilicen de vez en cuando ayuda al ego. Así que J.. es muy astuto y creo que vos tenes suerte de tenerlo como amigo...
Beso grande...

VERta dijo...

Pero si pareces tú en la foto!. Al final va a tener razón Miren, que-ilu-tía, podríais ser hermanitas.

ace76 dijo...

Mira que yo soy del Norte y a las Miren las llamo Mirem... Jejeje. Por cierto, que maja es la Miren de la foto.

Y J. también lo es.

Cuando una persona conoce tu nombre, es que eres alguien distinto al resto de la masa para esa persona. Aunque sea para pedirte dinero o insultarte...