miércoles, 1 de octubre de 2008

Un Desahogo


Si alguno de ustedes tiene dudas acerca de la miseria de la condición humana, que se pase un rato por una comisaría. Allí hay dos tipos de seres miserables: los presentes y los ausentes.
Los PRESENTES son los señores funcionarios policías, que suelen ser una panda de acomplejados que eyaculan todas las mañanas cuando se ponen el uniforme. Tratan a los ciudadanos como si fueran unos imbéciles que están pasando el rato en la comisaría por diversión.
Los AUSENTES son los señores ladrones hijos de puta, responsables de que los ciudadanos tengan que ir a la comisaría a poner denuncias, como el valiente ejemplar que hoy le ha robado el bolso a una anciana diminuta a punta de navaja. O como el ejemplar que me duplicó la tarjeta y me vació la cuenta corriente. Señores ladrones hijos de puta, búsquense un trabajo. El de policía les iría perfecto: eyacularían todas las mañanas.

Y ahora, si me disculpan, me voy al balcón a gritar un rato.

Fe de erratas: La descripción de los PRESENTES se refiere exclusivamente a los señores funcionarios policías de la comisaría de Leganitos, porque los señores funcionarios policías de la comisaría de Chamberí (que conocí al día siguiente) resultaron ser ángeles misericordiosos inteligentes y leídos.


10 comentarios:

garsocar dijo...

En mi opinión solo les faltan los donuts para ser igual que los americanos.

Un beso guapa

Carbassa dijo...

Muy bueno. Yo tengo un "amigo" que pasó de objetor de conciencia a policia. Es decir un inverbe. Una ex-novia suya siempre dice que chingaba fatal. Debe ser que el ser policia es como sentirte que eres muy macho, aunque no lo seas.
Besitos

una fan dijo...

Te han vaciado la cuenta corriente? Cómo es eso? Te lo cubre el banco? Joder qué putada

Juan Rodríguez Millán dijo...

Vaya por dios, qué mala suerte... Si es que hay cabrones en todas partes... Mucho ánimo, ¿eh?

sergi dijo...

en agosto tuve q hacer una visita a comisaria...ya lo has dicho tu todo...

Simón de Belle dijo...

No se puede generalizar, yo tengo un amigo Nacional que está como una chota y otro guardia civil que se juega la vida todos los santos dias persiguiendo a los malos malos, de verdad y es una bellísima persona.

Un pregunta:

¿por qué cada vez que entro en tu blog se me abre una ventanita de un Curso de Auxiliar de Enfermería?

Besos y gracias.

DavidL. dijo...

Completamente de acuerdo con tu descripción de los policias de leganitos, pasar por delante de su puerta es como pasar por la aduana, te miran como si todo el mundo llevará diez kilos de cocaina encima o tuvieras una bomba en la mochila entre las escaletas y los guiones...

Que les den!

www.cosasquehacenpop.com

Rafa dijo...

Debe de ser facílismo lo de duplicar la tarjeta, porque conozco a un montón de gente que ya le ha pasado. No entiendo cómo aún no mejoran el sistema.
Vaya faena.

Rafa dijo...

A ver si van a ser éstos:
http://www.elmundo.es/elmundo/2008/10/13/barcelona/1223915011.html

Murphy White dijo...

Me he asomado por aquí... y resulta que ahora sé una cosa más: que no debo acercarme a la comisaría de Leganitos ni a pedir la hora.